La guerra no ha acabado, un grito de ayuda global.

La guerra no ha acabado, un grito de ayuda global.

Era un día como cualquier otro, venía de estar con mis amigos y de pasar un muy buen rato. Cuando entré a mi hogar y me encontré con algo que me llamó atención. Mi padre llorando frente al computador. Raro, increíblemente raro ya que suele ser una persona muy reservada. ¿Qué observaba? esta foto y con ella la guerra y sus consecuencias.

Fascistas en segunda guerra mundial.

Para quien lea estas palabras, y para quien no también, puede ser sólo una imagen más. Me encantaría que para mí igual lo fuera, mas no tengo la dicha. Les presento a mi bisabuelo, uno de los tantos obligados a luchar y a arriesgar su vida por una causa que no le era propia, que le fue impuesta.

La Segunda Guerra Mundial fue la mayor contienda bélica de la historia. Marcada por hechos de enorme repercusión. Entre ellos la muerte masiva de civiles, el holocausto y el uso de armas nucleares en un conflicto militar. El más mortífero en la historia de la humanidad, con un resultado final de entre 50 y 70 millones de víctimas.

Entre 50 y 70 millones de muertos.

Familias destrozadas.

La guerra finalizó

Pero… ¿Realmente finalizó? Nada ha terminado… podemos ver que la guerra fría continuó por 46 años más, La ONU tratando de imponer la paz mediante los cascos azules en Haití, Venezuela, Siria, Palestina e Israel explotando. Muerte, dolor, sufrimiento y sentimientos indescriptibles siguen al día de hoy.

Una idea que comenzó a gestarse en 1930 llegó a desarrollarse de manera formal en 1948. AIESEC y su misión de “ampliar el entendimiento de una nación mediante la expansión de la mentalidad de sus individuos, cambiando el mundo persona a persona”.

Pasa el tiempo y vemos que estamos igual que ayer, pero con armas aún peores. Más desarrolladas y de mayor alcance. Es por eso que innovamos, en la búsqueda de formar como líderes a las personas. Desarrollamos jóvenes capaces de creer en sí mismos y pararse por la paz y el pleno desarrollo del potencial humano. No basta con la ausencia de guerra. Ni con que cada mujer pueda expresarse libremente o poner un plato de comida en la mesa de cada niño. Ni siquiera con fortalecer su educación o brindarles salud. Queda mucho por hacer, hay tantas metas que alcanzar para ser comunidades sustentables.

Es momento de que hagamos algo.

Hoy en AIESEC te queremos invitar a que tomes parte y alces tu voz por todo aquello que te molesta, que vez injusto y que no toleras observar. Queremos que tengas la plena confianza de que, si bien, el sueño es enorme… podemos comenzar un individuo a la vez.

Solo somos jóvenes. ¿Solo? ¡Pero por supuesto que no! Caracterizados por una energía inagotable podemos enfocarla en un propósito, porque juntos podemos hacer más y de eso es algo que estoy segura hoy y siempre. Es momento de que unas tu causa a la nuestra. Para que con la alegría y proactividad que nos define creemos el mundo en el que queremos vivir. Quiero que sea este lugar pero convertido, ¿te sumas?

guerra

Para combatir las guerras unete a nosotros

Toca aquí y seras contactado para brindarte más información.

By | 2018-01-17T22:58:08+00:00 enero 17th, 2018|Noticias, Panamakers|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment